Teatro romano de Segóbriga

Es uno de los principales monumentos de la ciudad que emergió gracias a la minería

10
teatro segobriga

La minería en Segóbriga

El lapis specularis fue un mineral muy valorado en el mundo romano y la causa del auge de la ciudad hispana de Segóbriga. Su característica casi transparente, le hizo muy popular usándose en ventanas o con fines ornamentales. De las minas de la zona de Segóbriga, que está situada en el municipio conquense de Saelices, se obtenía el mejor espejuelo de todo el Imperio como dejó claro en sus escritos Plinio el Viejo.

Con una industria minera tan importante, la ciudad floreció y en el primer siglo de nuestra era se convirtió en un lugar notable en la Hispania Citerior, como nos ha mostrado la arqueología y actualmente es una de las ciudades romanas mejor conservadas de la Península Ibérica. Uno de sus monumentos más destacados es su teatro, del que nos ocuparemos en el artículo.

lapis specularis
Lapis specularis o espejuelo

Parque Arqueológico

El teatro romano, ubicado dentro del Parque Arqueológico de Segóbriga, se construyó en época de Tiberio y se inauguró hacia el año 79 d.C. ya en tiempos de Vespasiano y Tito.

El teatro fue erigido por el arquitecto Manio Octavio Novato, que lo construyó aprovechando la pendiente de una ladera para apoyar directamente el gradería en la roca.

restos arquelogicos segobriga
Parque Arqueológico de Segóbriga desde el aire

Las gradas del teatro

Las gradas (cavea) siempre eran de planta semicircular y se dividían en tres partes disponiéndose por altura; la ima cavea era la parte más cercana al escenario seguidas de la media y summa cavea (zona más alta) que era donde se sentaban según la condición social los espectadores, y por encima de ésta posiblemente hubiera un pórtico de madera, como era habitual. Cada una de estas partes estaba separada por un murete, con un pasillo que desembocaba en las salidas (vomitoria). De éste teatro se conservan actualmente en buen estado la media  y la ima cavea.

gradas teatro segobriga

Un lugar para los magistrados

La orchestra, que es el espacio que separa el escenario de la cavea, se reservaba para el coro y los magistrados. Esta no era exactamente semicircular como habitualmente y estaba rodeada de tres escalones para los asientos de las autoridades. El tablado de madera (proscaenium) estaba decorado con semicolumnas pintadas y esculpidas en su pequeña fachada. Tras este se encontraba una fachada monumental (frons scaena) que servía de tonavoz y estaba decorada con columnas y esculturas de personajes togados y de la familia imperial, presididos por la diosa de Roma.

El escenario

El escenario (scaenae frons) era prácticamente otro edificio, con gran fachada de columnas y diversos pisos que servían de fondo al estrado (pulpitum) donde los actores hacían las representaciones, una vez traspasadas las puertas (valvae), y en la parte exterior un patio porticado (porticus post scaenam) posiblemente decorado con estatuas y jardín, como se acostumbraba.

La obra es uno de los más pequeños teatros de Hispania, pudiendo albergar unos dos mil espectadores. Su conjunto destaca por su originalidad al tener construida una calle abovedada, comunicando las dos puertas de la ciudad, bajo la parte alta del graderío y, encima integraron dentro del recinto amurallado una serie de edificaciones.

El teatro estaba destinado a la representación de obras dramáticas latinas y griegas. Hoy se pueden disfrutar en él diversas obras de teatro y conciertos de música clásica en el Festival de Teatro de primavera.

Imágenes: foro3d.com / avistadeglobo.com

10 Comentarios

Escribe tu comentario:

¡Pon tu comentario!
Please enter your name here