El odio a España acabó con el pirata sir Walter Raleigh

El pirata Walter Raleigh fue el favorito de la reina Isabel I a la que ayudó en todas las empresas contra España

2
walter raleigh

Artículo actualizado el 13 agosto de 2020

Walter Raleigh fue marino, corsario, pirata y escritor inglés, que amaba el dinero tanto como odiaba profundamente a España, lo que le llevaría a su final.

Contenidos

El pirata sir Walter Raleigh

Sir Walter Raleigh (1552-1618) persiguió durante años el sueño de encontrar El Dorado, aquella ciudad repleta de oro de la que tanto se hablaba y se pensaba que estaba en la Guayana, en la legendaria ciudad de Manoa. Incluso escribió un libro sobre ello que sirvió para dar mayor eco al mito.

Favorito de la reina de Inglaterra

Era el favorito de la reina Isabel I, que le ascendió hasta vicealmirante y le nombró caballero. Participó en muchos conflictos bélicos como en las Guerras de Religión en Francia del lado protestante o contra los españoles en el intento de invasión de la Grande y Felicísima Armada (mal llamada Armada Invencible) de 1588, en el posterior contraataque inglés con el pirata Drake un año más tarde y también en el Saqueo de Cádiz.

retrato walter raleigh

En 1584, tras la muerte de su hermanastro Humphrey Gilbert un año antes, la reina le entregó a Walter Raleigh su patente para colonizar nuevos territorios en nombre su Graciosa Majestad, a cambio, claro está, de un quinto de las ganancias de explotación. Fundó la primera colonia inglesa en Norteamérica, a la que puso el nombre de Virginia en honor a su reina (que le pagó nombrándole caballero). Pese a que estas primeras colonizaciones no tuvo continuidad y fueron abandonadas, quedaron para la historia. Curiosamente, la actual Virginia nada tiene que ver con la fundada por Raleigh.

Sin Isabel I, llegó su caída

Sin embargo la muerte de la reina Isabel I fue fatal para él. Su sucesor Jacobo I, hijo de María Estuardo, tenía una posición diametralmente opuesta frente a España. Deseaba la paz y una buena armonía y Walter Raleigh significaba un problema. Acusado de conspiración contra el rey, fue encarcelado durante 12 años. Pero el tiempo que pasó en la Torre de Londres no fue tan duro como podría parecer, disponía de varias sirvientas a su servicio e incluso aprovechó el tiempo para escribir un libro.

Pero cuando Walter Raleigh salió del presidio volvió a insistir en la búsqueda de El Dorado, y convenció al rey de colonizar la Guayana y descubrir los legendarios tesoros. Alertados los españoles de la empresa, y conociendo su faceta de pirata y aversión a España, el embajador en la corte, Diego Sarmiento de Acuña, conde de Gondomar, consiguió la promesa del monarca que no habría ningún ataque a las posesiones españolas. Además consiguió información detallada de la expedición, que llegó a la América Española para que se fortificara. El pirata advirtió que las posiciones españolas estaban preparadas y decidió remontar el río Orinoco. Allí encontró la colonia Santo Tomé y decidió saquearla y quemarla, demasiada tentación para un pirata. Los españoles hicieron que la noticia llegará al rey Jacobo incluso antes que el pirata arribara a Inglaterra. Estaba sentenciado, el rey había prometido al embajador la cabeza del pirata si incumplía lo pactado. El 29 de octubre de 1618 fue ajusticiado. Todo un éxito del embajador.

ejecucion de sir walter raleigh
Ejecución de sir Walter Raleigh
Bibliografía:
  • “Sir Walter Ralegh. El pirata poeta” de Anna María Leoni
  • “Historia inaudita de España” de Pedro Voltes
  • “Las patentes reales a sir Humphrey Gilbert y sir Walter Raleigh” de Golubov y Díaz de la Serna
Imagen Portada: Historia.com

2 Comentarios

Escribe tu comentario:

¡Pon tu comentario!
Please enter your name here