Gregoriano vs. Juliano, la guerra de los calendarios

El gregoriano es el actual en la sociedad occidental desde que en 1582 sustituyó al juliano.

0
Calendario gregoriano juliano

En 1582, el Papa Gregorio XIII corregía el año solar del calendario juliano mediante la bula Inter Gravissimas. Desde entonces el nuevo calendario recibió el nombre de calendario gregoriano en su honor y es el que se usa actualmente en los países occidentales.

Calendario Juliano

Hasta la bula gregoriana se usaba el calendario juliano, que fue instaurado tras la reforma de Julio César y de quien recibe el nombre. Se instauró en el año 45 a.C. y fue usado de manera general durante 16 siglos.

Diferencias entre los calendarios

El problema radicaba en la duración de año solar. El año juliano era de 365,25 días lo que implicaba una diferencia de 11 minutos y 14 segundos cada año. Este desfase se descubrió en el Concilio de Nicea del año 325 pero no se corrigió, de hecho se siguió usando el calendario de Julio César durante ¡1257 años más!

En 1582 ya se había acumulado un adelanto de adelantado 9 días, 19 horas, 20 minutos y 10 de segundos.

Los días que nunca existieron

Una vez decidido el cambio en el calendario, el 4 de octubre de 1582 paso a ser día 15 de dicho mes, por lo que los días intermedios nunca existieron en nuestro actual calendario. Para evitar errores en el futuro se implantaron los bisiestos en los años divisibles de 4 excepto algunas excepciones (como los años 1600, 1700 y 1800 u otras más).

La implantación del calendario gregoriano

Con la bula de Gregorio XIII, se instauró el nuevo calendario el 4 de octubre de 1582 en Roma y en toda Italia. También se instauró ese mismo día en España y Portugal. Algunos países tardaron más tiempo en hacerlo oficial, por ejemplo en Rusia no acordó el cambio de calendario hasta la llegada de los bolcheviques tras la Revolución Rusa, donde el 1 de febrero de 1918 se trasformó en el día 14 del mes.

bula inter gravissimas gregorio xiii
Bula “Inter gravissimas”

Las dificultades en España

Debido a la enorme extensión de los territorios de la Monarquía Católica el cambio de calendario implicaba un gran problema administrativo, sobre todo con las posesiones americanas. Por ello Felipe II decidió realizarlo al año siguiente, mediante una ley emitida el 14 de marzo de 1583. Así se realizó en Nueva España (México) pero se retrasó aun más en zonas más alejadas, como en Perú (1484) o Río de la Plata (1585).

En la pragmática sanción real, indicaba que se debía tener en cuenta las fechas de los juicios anteriores al cambio, debiéndose retrasar en 10 días y los sueldos de los funcionarios, que debían recibir sólo los días trabajados de ese mes.

Los otros calendarios

Otros calendarios son el islámico, que comienza en 622 de nuestra era, año de la hégira cuando Mahoma tuvo que salir de La Meca hacia Medina. Los años duran 364 días y están divididos en 12 meses.  El hebreo da comienzo el domingo 7 de octubre del año 3760 a.C., el día del Génesis según la tradición judía y cuenta con años de 12 meses y cada 3 años bisiestos de 13. El calendario hindú tiene meses de 29 y 30 días por lo que cada tres años se le debe añadir un mes. Cada mes se inicia con la luna nueva. Para el calendario chino el año nuevo es la primera luna nueva y se da entre el 21 de enero y el 21 de febrero de nuestro calendario. Cuenta con años de 12 meses y cada tres años se le añade uno.

Relación de los principales calendarios respecto al primer día del 2020 del gregoriano:

  • Gregoriano: 1 enero 2020
  • Juliano: 19 diciembre 2019
  • Hebreo: 4 teveth 5780
  • Musulmán: 5 jumada I-Ula 1441
  • Chino: 7 mes doce 4717
  • Hindú: 11 pausa 1941
Creador de ¡O César, o Nada! donde he puesto todo mi cariño y pasión. Aficionado y estudiante de historia y enamorado de todas las curiosidades que nos cuenta. Profesional informático. Apasionado del deporte y del 2.0.

Escribe tu comentario:

¡Pon tu comentario!
Please enter your name here