“Venceréis pero no convenceréis…”

Son las palabras, en contra del bando sublevado de la época, que firmaron de forma indirecta la sentencia de muerte de Miguel de Unamuno.

Corría el inicio de la Guerra Civil Española después del golpe de estado dado por el bando sublevado. En la época, Miguel de Unamuno presidía el rectorado de la Universidad de Salamanca. Por su parte, el bando sublevado hacía “campaña” por las ciudades fascistas, Salamanca era una de ellas.

Millan Astray - Curiosidades de la Historia

“Viva la muerte”, “Abajo la inteligencia”, “Muerte a la intelectualidad traidora” José Millán-Astray

En el salón de actos de la Universidad salmantina estaban de celebración, era el Día de la Raza, el 12 de octubre del momento. El público jadeaba exaltado el apoyo a la causa golpista, entre ellos se encontraba el rector de la misma, Miguel de Unamuno. Unamuno había apoyado públicamente el golpe, aunque en los días anteriores había criticado la cruenta represión a los intelectuales por parte del frente fascista.

En el salón también estaba José Millán-Astray, creador de la Legión Española y ferviente valedor del golpe, sabía perfectamente de la postura que tenia el rector, por ello se puso a gritar en su contra: “Viva la muerte”, “Abajo la inteligencia”, “Muerte a la intelectualidad traidora”.

Miguel de Unamuno - Curiosidades de la Historia

“Venceréis, pero no convenceréis, necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha” Miguel de Unamuno

Unamuno sin hacer un misero achante contestó de forma tranquila replicó: “Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto.” siguió de forma contundente: “Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Porque para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”

De este modo, Miguel de Unamuno se auto condenó a una muerte misera y solitaria que le llegaría a los pocos meses en su particular arresto domiciliario por parte de los golpistas españoles.

Unamuno, fascistas - Curiosidades de la Historia

Unamuno saliendo de la Universiad de Salamanca entre fascistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *