Siglo IX, los Vikingos llegan a la península

Muchas fueron las correrías de los Vikingos por Europa en la llamada ‘Era Vikinga‘, entre el 793 con el saqueo del monasterio de Lindisfarne, en las islas británicas y el 1100, año en que se dieron por finalizadas sus incursiones.

Las primeras referencias a ataques Vikingos en la península datan del año 842 en el Reino de Asturias. Las crónicas hablan del Rey Ramiro I (790–850) combatiendo a los Vikingos.

Pero la incursión más importante se dio en el 844 que culminó con la batalla de Tablada (11 de noviembre de 844) donde las tropas del Emir Omeya Abderramán II vencieron de manera aplastante a los Vikingos. Se habla de unas 54 naves vikingas habían saqueado poblaciones como Cádiz y tras remontar el Guadalquivir también arrasaron Sevilla durante de una semana. Los drakkar vikingos tenían poco calado servían tanto mar abierto como para remontar ríos.

Ibn Rustum comandó exitósamente el ejército musulmán, atrayendo a la horda vikinga hacia una emboscada en la zona de Aljarafe (Sevilla). Se estima que los vikingos serían entre 1.500 y 2.000, de los que la mayoría perecieron (las crónicas musulmanas hablan de 20.000 muertos, cifra exageradísima). Algunos fueron hechos prisioneros y decapitados posteriormente, sólo unas pocas naves lograron huir.

Las consecuencias fueron que el Emir fortificó Sevilla y mandó construir minaretes de observación por la costa para advertir futuras incursiones.

Drakkar vikingos - Curiosidades de la Historia

Drakkar Vikingo