Preguntas y respuestas sobre el Coliseo de Roma

12

¿Fue el primer anfiteatro de la ciudad de Roma?

El anfiteatro más famoso del Imperio Romano no fue el primero que hubo en Roma. En el año 29 a.C., se edificó uno, de unas dimensiones parecidas al que hay ahora. ¿Qué pasó? En el incendio del 64 d.C. quedó seriamente dañado. Curiosamente, Nerón aprovechó el sitio para construir su emblemática Domus Aurea.

¿Se construyó en un lugar aleatorio?

Después del año de los cuatro emperadores (69 d.C.), los Flavios alcanzaron el poder. Debían ganarse la popularidad del pueblo. La institución imperial se encontraba muy desprestigiada. Contraatacar la política de Nerón era una buena manera de conseguir su propósito. En la Domus Aurea, el despótico gobernante mandó construir un lago. Como se necesitaba una gran disponibilidad de agua, se eligió el terreno del la laguna de Nerón. Así se pudo llevar agua al Coliseo. También cabe decir que los anfiteatros romanos se suelen ubicar en una zona periférica del entramado urbano romano. Las facilidades de acceso eran mayores. Había mejor tránsito para las masas. El Coliseo se edificó a pocos metros de los foros romanos, prácticamente en el centro neurálgico de Roma.

El Coliseo se edificó en el centro de Roma, a pocos metros de los foros romanos.

el coliseo recreacion

Recreación del Coliseo

¿Cuánto tiempo tardó en construirse?

Prácticamente durante una década. Entre los años 70 y 71 d.C. se concibió la idea. A partir del año 72 empezaron las obras, terminándose en el año 80 d.C. Lo empezó Vespasiano, pero murió en el año 79, viéndolo casi acabado. Su sucesor (Tito Flavio) ya lo pudo ver terminado, aunque reinó dos años, falleciendo en el 81 d.C. Su hermano, el emperador Domiciano, fue el miembro de la familia Flavia que más tiempo disfrutó de la obra concebida por su padre.

¿Cuánto tiempo se utilizó el Coliseo?

Aproximadamente cinco siglos. Teodorico, en el año 523 impulsó el último gran espectáculo, que ya no eran luchas de gladiadores, como luchas de animales o caza de animales. En sus primeros años, hubo luchas violentas, entre gladiadores o entre fieras y hombres. La arena del Coliseo presenció muchos martirios de cristianos. En algunos momentos de su historia, se recrearon batallas navales, mediante un complejo sistema de canales subterráneos.

¿Cómo ha llegado hasta nosotros?

Hoy en día es una de las ruinas más espectaculares de la antigüedad, pero no siempre fue así. El Coliseo fue utilizado como almacén o cementerio al dejar de tener espectáculos. Fue totalmente abandonando durante la Edad Media, especialmente después de dos terremotos que dañaron severamente su estructura. No fue hasta el siglo XIX cuando empezó a recuperarse el “imperial” lugar, como imagen de la ciudad y de su glorioso pasado. Desde que dejó de utilizarse, en el siglo VI d.C., fue expoliado por las autoridades de turno, como fuente de mármol. En el Renacimiento, el Coliseo fue una de las canteras más jugosas de la ciudad. En 1749 el Papa Benedicto XIV lo declaró lugar santo, para honrar a todas las víctimas cristianas. A partir del gesto pontificio, la Iglesia ha promovido intervenciones de restauración, a fin de conservarlo. Por eso, el Via Crucis del Viernes Santo se realiza siempre en el Anfiteatro Flavio.

12 Responses

  1. César

    Interesante blog, felicidades.
    Tan solo puntualizar que, si bien es cierto que en la cultura popular está anclada la idea de que en el Coliseo se daba martirio a los primeros cristianos, no existe ningún registro que indique que así era, al menos no de manera categórica. Las menciones que hay de la época y de la alta Edad Media referentes a martirios hablan de manera vaga de anfiteatros, arenas, estadios, etc. En aquel entonces eran varios los estadios o anfiteatros existentes en la ciudad de Roma. No es hasta el s.XVI que se le da un valor santo por la sangre derramada de martires en el pasado, y llega a su cénit, como bien decís con el papa Benedicto XIV. Y ya por supuesto el uso y abuso de este concepto en el cine del s.XX ha acabado de forjar esa realidad.
    En fin, no os lo toméis a mal que es una muy pequeña puntualización, además pensad que en un artículo de 2012 de National Geographic hablando precisamente del Coliseo uno de sus párrafos inicia con la demoledora frase: “Tras las célebres ejecuciones de cristianos[…]” y, como ya he comentado y podéis consultar abundante información al respecto, no queda tan claro que en la arena del Anfiteatro Flavio se hicieran ese tipo de ejecuciones.
    Un saludo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *