La rendición de Breda #ImagenHistorica

La Rendición de Breda fue una brillante victoria de las tropas Españolas al frente de Ambrosio de Spínola, recuperando la plaza de Breda en manos de los Holandeses desde 1590.

En el transcurso de la Guerra de los Treinta años y de la Guerra de los Ochenta años,  con la reciente llegada de Felipe IV al trono Español y una vez finalizada la tregua de los doce años  (1609-1621),  el  28 de agosto de 1624  Ambrosio de Spínola con 40.000 soldados pone sitio a la importante ciudad de Breda. La ciudad está defendida por 14.000 soldados holandeses con Mauricio de Nassau al frente. Durante los casi 10 meses que duró el cerco, fracasó todo intento de ayuda exterior, incluido un ejército de 6.000 británicos brillantemente rechazados por las tropas españolas. El 5 de junio de 1625, con Mauricio enfermo, su hermano Justin de Nassau rinde la ciudad.

Óleo de  Velázquez  sobre la Rendición de Breda

Óleo de Velázquez sobre la Rendición de Breda

Esta fue la última gran victoria española en la Guerra de los Ochenta años. En 1643, con la Batalla de Rocroi comienza el declive de las armas españolas.

Diego Velázquez inmortalizó  en 1634 el momento de la rendición y  entrega de las llaves de la ciudad, con su óleo sobre lienzo ‘La rendición de Breda‘ o ‘Las lanzas‘, que podemos encontrar en el madrileño Museo del Prado. En el cuadro, todo está controlado  y revisado por el valido del rey, El Conde-Duque de Olivares: Las mayoritarias lanzas en la parte española (derecha del cuadro), la caballerosidad de Spínola con el vencido Justin de Orange, etc.