La chimenea tonta del Titanic

El Titanic (RSM Titanic) es sin duda el barco más  famoso de toda la historia. Y no lo es porque fuera el más grande de su época, ni por ser el más caro tanto en su construcción como en poder viajar en él (el billete más caro de primera costaba unos 80.000 € al cambio actual). Si ha pasado a la historia es por la terrible catástrofe que sufrió aquella madrugada del 15 de abril de 1912, en su primer y único trayecto (igual le pasaría al Acorazado Alemán de la Segunda Guerra Mundial Bismark).

Pero de este enorme barco, que pocos saben que tenía dos gemelos (en la portada se pueden apreciar, “Olympic” y “Gigantic“), mucho se ha escrito aunque aún son numerosas las anécdotas que la mayoría desconoce. Hoy nos referimos a la “chimenea tonta” (“dummy funnel” ), aquella que estaba prácticamente de adorno, pues no se usaba para su cometido normal sino simplemente para tareas de ventilación del barco.

El Titanic - Curiosidades de la Historia

Imagen del RSM Titanic donde se aprecia la ausencia de humo en la “chimenea tonta” (Pulsa para ampliar)

No existen muchas fotos del Titanic y menos a pleno rendimiento, pero si os fijáis en la foto sobre estas líneas, se puede ver que la chimenea más cercana a popa (a la izquierda de la foto) no emite ningún tipo de humo (si acaso podía emitir vapor de agua) como si lo hacen las otras tres… simple adorno.

¿La razón?

Al constructor le parecía más imponente dotar de una cuarta chimenea que dejarlo sólo en tres. El buque necesitaba solo de estas para evacuar los gases de la combustión del carbón que se realizaban en las 29 calderas. Al parecer también era una forma de homenajear a los viejos y ya obsoletos buques de vela. Estos por norma general contaban con 4 palos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *