El sexo en el arte egipcio

En el arte que encontramos en el Antiguo Egipto hay rasgos sexuales que nos hacen distinguir los hombres de las mujeres, pero ¿qué pasa con la representación del acto sexual que hemos visto repetido hasta la saciedad en el mundo greco-romano? En el arte de Egipto es escasísimo, por no decir inexistente. El arte hallado en el país de los faraones es mucho más púdico que el que encontramos posteriormente en Roma.

Concepcion de Hatshepsut

Concepcion de Hatshepsut

La no representación de actos sexuales no impide que se eviten simbolismos de concepción entre una reina y un dios, para dar lugar al nacimiento de un futuro monarca. Un ejemplo lo tenemos en la concepción de Hatshepsut por parte del su madre (reina Amosis) y el dios Amón-Re. En dicha escena se representa al dios tocando la parte del cuerpo femenino que tiene el poder de engendrar vida. Una manera muy limpia de simbolizar la concepción divina. También es poco frecuente encontrar a dos figuras divinas practicando quehaceres terrenales, en contadas ocasiones (y siempre sutilmente).

Algunas alusiones que pueden referirse a la fertilidad es la representación de un señor pescando con un bastón que en egipcio antiguo significaba “crear”, vida en nuestro caso.

En definitiva no hay en templos y sepulturas representaciones de mujeres y hombres en intención procreadora, sin embargo, no nos despediremos sin una pequeña excepción. A pesar de toda la compostura que tenemos en el arte del país del Nilo, si nos desplazamos al Museo Egipcio de Turín descubriremos algunos papiros que nos enseñan hombres y mujeres en actitud libidinosa y con un nivel de desnudez más pronunciado que en cualquier ejemplo visto hasta entonces. Unos vestigios únicos en la historia de Egipto.

papiro erotico egipcio - Curiosidades de la Historia

Detalle del papiro erótico de Turín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *