El origen del Martes y 13

1

Esta fecha tan singular está asociada a la maña suerte en algunas culturas, como España, Grecia y los países de Hispanoamérica. En los países anglosajones este día se ha trasladado al viernes 13.

En la mayoría de los casos ha sido por unión de los infortunios  o leyendas sucedidos en martes con los sucedidos con el número 13.

Esta fecha tan singular está asociada a la maña suerte en algunas culturas, como España, Grecia y los países de Hispanoamérica. En los países anglosajones este día se ha trasladado al viernes 13. En la mayoría de los casos ha sido por unión de los infortunios  o leyendas sucedidos en martes con los sucedidos con el número 13.

La confusión de la torre de Babel, de los pocos sucesos ocurridos en martes y 13

Así en martes cayó Constantinopla a manos turcas (29 de mayo de 1453); ya la palabra martes tiene su origen en el planeta rojo, que en la edad media simbolizaba algo maléfico; En la referencias mitológicas para los griegos este día estaba dominado por ‘Ares‘, dios de la guerra de igual forma que en la romana, donde ‘Marte’ era también el dios de la guerra y la destrucción.

Respecto al origen del número 13 también hay varios ejemplos, respecto a la mitología escandinava Loki, el dios timador, fue a una fiesta de Dioses en Asgard como el invitado número 13; un día 13 (de octubre de 1307) caía la Orden del Temple (aunque no fue martes sino viernes…); el capítulo número 13 del apocalipsis corresponde al anticristo; 13 eran los comensales en la en la última cena de Jesucristo con los apóstoles (Judas Iscariote era al parecer el invitado número 13), y todos sabemos cómo terminó…

Aun así encontramos algunos sucesos sucedidos un martes 13, como nos cuenta la leyenda la confusión de lenguas de la Torre de Babel sucedió en tal día.

“Martes 13 ni te cases, ni te embarques”

Así, el refrán popular “martes 13 ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes” hacía referencia a que ese día es mejor no emprender ninguna empresa importante por lo que pudiera pasar…

foto: wikipedia

Una Respuesta

  1. Dany

    Según la Kabalah es totalmente lo contrario; El 13 y lo que simboliza es el propósito mismo de la creación. Lo primero que debemos explorar es esto de la “buena” o “mala” suerte. Según la Kabalah , la suerte no existe.. Lo que sí existe es la capacidad del ser humano de generar su propia realidad a través de su conciencia y su pensamiento; de ahí el peligro de pensar que algo es de “mala suerte”. En hebreo la palabra suerte no existe. La palabra que se utiliza para referirse a la suerte, MAZAL, se traduce como “Signo”. Los Kabalistas explican que la Palabra MaZaL es un acrónimo formado por las iniciales de otras tres palabras, Macom, Zman y Limud (Lugar, Tiempo y Enseñanza) Todos, en cada momento estamos en el Lugar y el Tiempo correcto para aprender una Enseñanza. No tener Suerte (Mazal) es no aprender de cada Lugar y cada Momento que la vida organiza para nuestro crecimiento, aun cuando a veces sean momentos difíciles.
    Hay tres palabras Hebreas que tienen el valor numérico 13, EJAD (Uno o Unidad), AHAVA (Amor) y DAAGA(Cuidar). El verdadero propósito de la creación es restaurar la Unidad inicial entre todos los pedazos de la Vasija(los seres humanos) y la Unidad entre la Vasija y la Luz (Nosotros y el Creador) y la única forma de lograrlo es a través de Amor y Cuidado. Amar es cuidar del otro como si fuera UNO mismo sin esperar nada a cabio. De la misma forma que vivimos tratando de satisfacer nuestros deseos, así deberíamos ver de satisfacer los deseos de los demás.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *