El origen español del monte romano Testaccio

4

El monte Testaccio es una pequeña montaña artificial en Roma originada de forma más que curiosa. Desde el siglo I, las ánforas de aceite que llegaban al puerto de Roma, una vez vaciadas, no eran necesarias ni útiles e idearon su destrucción en una zona habilitada como vertedero en un terreno colindante. El resultado después de 25 millones de ánforas en más de 2 siglos, fue la formación de una montaña de unos 50 metros de altura. Hoy en día, cubierta de vegetación, ha servido a arqueólogos de una importante información sobre los recipientes usados hace dos mil años.

El origen español

De toda la enorme cantidad de aceite que llegaba al puerto de Roma, un 80% provenía de Hispania, en concreto de la bética, que era la provincia romana más al sur de la península.

Ánforas romanas

Las ánforas eran recipientes de cerámica con dos asas para facilitar su transporte. De origen muy anterior a los romano, las había de muchos tamaños y usos. Las usadas por los romanos en el monte hispano serían de unos 26 litros de capacidad (un pie cúbico).

4 Responses

  1. Isabel Arzoz labiano

    Me gustaria saber, el punto exacto de la montaña de las anforas, pues he estado varias veces en Roma y los guias ni la mencionan. Me parece un punto muy interesante para visitar, haciendolo individualmente

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *