El emperador romano que quería ser griego

5

Tal fue su afición al mundo helénico, que de niño se referían a él como “el pequeño griego”. Nos estamos refiriendo a Adriano, emperador romano nacido en Itálica, dentro la Hispania Romana, y que estuvo al frente del imperio entre los años 117 y 138 d.C.

Adriano es considerado como uno de los emperadores más viajeros y gran parte de estos los realizó por su querida Grecia. Atenas, Esparta, el peloponeso, se empapó de la cultura helénica, donde pasó grandes temporadas.

La barba griega

Unos años antes de convertirse en emperador, entabló amistad con el filósofo Epicteto en una de sus estancias en Atenas, y llegó de recibir el título de gobernante honorífico de la capital griega o arconte. Se dice que era tal influencia helenística en el futuro emperador, que decidió dejarse barba, siendo el primer emperador que lo hacía. No hay que olvidar que esta práctica tan habitual entre los griegos no era bien vista por los romanos, que la consideraban costumbres “de bárbaros”.

 

Homosexualidad griega

Antinoo

El bello Antinoo, el amante favorito de Adriano.

Una  de las razones por la que le llamaban el pequeño griego era por su afición a los jóvenes bellos y musculosos. Esta práctica de homosexualidad estaba bien vista en el mundo griego, donde la efebofilia era habitual y algo que formaba parte de su cultura y de la educación de los menores. El bello Antínoo fue su amante preferido, hasta el punto de fundar, tras su fatal muerte, una ciudad en su nombre, Antinópolis en Egipto.

Un emperador bueno

No hay que olvidar que la importancia de Adriano en la historia de Roma fue muy grande, hasta el punto de estar considerado como uno de los cinco emperadores buenos, junto a Trajano, otro de los emperadores nacidos en Hispania. Además fue el constructor del lime romano más famoso, el muro de Adrianoque dividía la isla británica en dos para proteger la zona de influencia romana de las belicosas tribus del norte.

5 Responses

  1. José luis montaña

    Quisira, quién pueda hacerlo y por favor, algún comentario del San Benito atribuído a Julio César sobre su homosexualidad

    Responder
  2. Carmen

    Una corrección: “no es Pederastia”, ya que este término hace referencia al abuso, tampoco sería “Pedofilia” puesto que no se trataba de infantes sino de adolescentes o jóvenes. El término más preciso es “Efebofilia”.

    Responder
    • Rubén García

      Hola Carmen. Aunque según la RAE la pederastia hace referencia no sólo al abuso sino también a la inclinación sexual hacia jóvenes, actualmente se emplea casi exclusivamente en en sentido del abuso. Así que como bien indicas, efebofilia es el término que mejor lo define. Ya está corregido y mil gracias por tu auyda!! Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *