El curioso origen del obelisco de la plaza de San Pedro del Vaticano

1

Me imagino que todos saben que en la plaza de San Pedro en el Vaticano a un enorme obelisco de más de 300 toneladas. Pero la realidad es que es un obelisco egipcio, uno de un total de 8 repartidos por la ciudad eterna. Sin embargo a diferencia de otros se desconoce el origen ya que no tiene ninguna inscripción con jeroglíficos. Estas inscripciones nos han ayudado a saber que el obelisco “Lateranense” salió del templo de Amón en Karnak y el de “Matteiano” del templo de Ra de Heliópolis. Lo que es casi seguro es que su origen estaba situado en la antigua capital egipcia de Heliópolis. De allí Octavio la trasladó a Alejandría sobre el 30 a.C.

Obelisco Vaticano

Obelisco Vaticano en la actualidad

En el año 37 d.C., el Emperador Calígula decidió que sería magnífico para adornar spina (1) de su circo privado, en origen circo de Calígula, y que se conoce como circo de Nerón ya que fue este quién terminó la obra. No debe confundirse con el circo Máximo. El circo de Nerón estaba situado en la colina Vaticana, por entonces fuera de la ciudad, y no estaba abierto al público (salvo excepciones) ya que era sólo para el divertimento privado del monarca.

En 1586, el Papa Sixto V llevó este obelisco a la Plaza de San Pedro. Se decía que en el circo de Nerón, y junto a este monumento, fue donde se crucificó y torturó al apóstol Pedro. Por ello al obelisco se le llamó el “testigo mudo”. El traslado no fue nada fácil, pues duró 1 año y se escribió incluso un libro de la ‘hazaña’. Es difícil imaginarse como fue el traslado desde Alejandría hasta Roma 1500 años antes…

Obelisco Roma traslado 1586

Año 1586, el papa ordena su traslado definitivo a la Plaza de San Pedro

Como curiosidad, en su parte superior tenía una esfera dorada cuya leyenda decía que contenía los restos de Julio César.

Este no fue el único obelisco Egipcio en adornar los circos de Roma. Los obeliscos “Flaminio” y “Lateranense” se usaron también en la spina del Circo Máximo,

(1) la spina del circo romano era la parte central,una especie de muro que dividía las rectas principales y que solían estar adornadas con estatuas u obeliscos.  

Fuentes: tarraconensis.com / Wikipedia / arquehistoria.com

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *