El culto a Mitra, dios de los legionarios romanos

6

Las primeras noticias que tenemos del culto a Mitra en el Mundo Occidental son gracias a Plutarco, el cual en su obra Vida de Pompeyo, afirma que los Cilicios, piratas de Asia Menor, se inician en sagrados ritos de Mitra. Nos encontramos en el año 67 a.C.

Pero el culto a Mitra es algo muy antiguo. Su origen puede situarse en Persia en el año 1400 a.C., donde aparece nombrado en textos hititas y mitanis. Era un dios de la luz, de la verdad, de la honestidad. Se le considera un “enviado” del dios supremo Ahura-Mazda.

Este culto se trasladaría a la India, en donde hoy en día tiene aún un papel muy importante como dios de los juramentos y a la hora de realizar algún contrato.

¿Cuándo llegó el culto a Mitra a Roma?

Exactamente no se conoce la fecha. Jaime Alvar en su obra Los Misterios, comenta que el culto se extendió gracias al emperador romano Adriano, quien lo impulsó entre el 100-150 d.C. con la idea de universalizar una religión, algo que no ocurrió. Pese a ello, la religión mitraísta se extendió desde Britania hasta el Danubio, pasando por Hispania y Mauritania, gracias al fervor que le tenían los legionarios y funcionarios romanos, quienes crearon un culto romanizado.

Esto se conoce gracias a restos de mitreos en campamentos romanos o cercanos a ellos. Los mitreos eran los lugares donde se reunían los seguidores de Mitra. Al principio lo hacían en cuevas o sitios naturales, más tarde construyen “templos” con forma de cueva, sin apenas luz, de forma alargada, en donde había asientos a los lados y una mesa central.

 El mitraísmo no tenía una casta sacerdotal. Estaba basadoa en la moralidad, el honor y los juramentos 

¿Quién era Mitra?

La leyenda del dios se conoce más por fuentes artísticas, como por ejemplo una escultura hallada en la antigua ciudad de Egabrum (Cabra, Córdoba), que literarias. Mitra nació en una cueva atribuyéndole el día 25 de diciembre, aunque sin pruebas de ello. Lo más probable es que le identificaran su nacimiento con este día por el solsticio de invierno. Cuando nace, le visitan unos pastores. En su juventud vive aventuras, siendo una de ellas cuando captura un toro cósmico creado por Ahura-Mazda para albergar la vida y la energía del universo. Mitra al capturarlo lo lleva a una cueva y lo sacrifica, derramando por el mundo la sangre del toro que portaba la vida. Por este hecho, en la iglesia de Santa Prisca en Roma, que era un antiguo mitreo, se encontró una inscripción que decía: “nos salvaste tras haber derramado una sangre eterna”.

culto a Mitra

Reunión para dar culto a Mitra

La religión de Mitras es mistérica, es decir, conlleva realizar unos misterios o ritos por parte de un aspirante para ser miembro de ese culto. Los misterios que se realizaban para ser un seguidor de Mitra se conocen gracias a unas cartas escritas por san Jerónimo y por pinturas e inscripciones en los mitreos de santa Prisca y san Felicísimo.

Existían siete grados de iniciación que se identificaban con cinco planetas, el Sol y la Luna. El primer grado sería el de cuervo (Mercurio), el segundo era el de la novia (Venus), en el tercero se convertiría en soldado (Tierra y Marte), en el cuarto sería persa (Luna), en el quinto león (Júpiter), en el sexto pasaba a ser heliódromo (Sol) y en el último se convertía en padre (Saturno).

La iniciación comenzaba con el nuevo miembro desnudo, con los ojos vendados. Un compañero le adornaba con una corona solar, le tocaba con la pata de un toro y le acercaba un fuego.

 “Si el mundo no hubiera sido cristiano, habría acabado siendo mitraísta” Ernest Renan 

El mitraísmo no tenía una casta sacerdotal, pero sí una iconografía muy afianzada. En cada reunión entre los miembros, se realizaba un banquete a base de pan y agua.

Era un culto con una fuerte moralidad, basada en el honor y en los juramentos. Pese a esta moralidad, el error en este culto era que solo se aceptaban hombres. Fue este hecho el que provocó que esta religión no se extendiera a todas las capas de la sociedad y que no prevaleciera en el tiempo pese a su gran importancia.

Por tanto, la frase de Ernest Renan en su obra Vida de Jesús, “si el mundo no hubiera sido cristiano, habría acabado siendo mitraísta”, no sería del todo cierta a no ser que el mitraísmo hubiera evolucionado con el paso del tiempo.

6 Responses

  1. Pau

    Muy buen artículo, mejor redactado y más extenso que los de Rubén García, lo cual se agradece. Sin ofender a Rubén 😛

    Responder
  2. Norberto Briggiler

    Estrictamente hablando, el detalle expuesto de los misterios es pura especulación, ya que existía el compromiso de respetarlo, y parece que así se hacía. No era solamente el dios de los legionarios sino de todo el ejército. Tuvo gran penetración y hay quienes opinan que la uniformidad de culto en el ejército favoreció el camino a Constantino, de modo que después de Puente Milvio, el cristianismo tuvo el camino pavimentado para copar el poder. Hubo un solo intento de esistir el copamiento del poder por una religión menos elaborada que las ideas de la elite grecorromana. Sin embargo, el intento fracasó por la prematura muerte de Juliano

    Responder
    • Santiago Torrico

      Gracias Norberto por tu comentario pero he de decirte que el culto a Mitra era de tipo mistérico, es un hecho, hay pruebas arqueológicas de que se basaban en misterios por tanto no hay especulación.
      Por otra parte el afirmar que “era el dios de los legionarios” es una frase para generalizar. Además el primer significado de legionario según la RAE es el de “perteneciente o relativo a la legión”, con la palabra legionario me quiero referir a todo el ejército romano.
      Un saludo.

      Responder
  3. Ángel Lopez

    Hola.
    Gore Vidal, en su magnífica obra del apóstata Juliano, realiza una disecciòn muy ajustada a ese comentario de Renan. Estoy absolutamente de acuerdo con el comentario de Norberto en el que se fija la muerte de Juliano como el punto de inflexión en el que el culto cristiano encuentra un camino adecuado para su universalización.
    Gracias por vuestros instructivos comentarios.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *